h1

Reflexiones lingüísticas (informales)

noviembre 5, 2007

logo_pp.gif Ya he vuelto de mi estancia por tierras valencianas, concretamente de un pueblo llamado El Puig. Es una bonita y acogedora localidad situada a 15 kilómetros de la capital, y consta de mar, montaña y sobre todo de un enorme monasterio al cual pude tener acceso completo. Así, pude verlo por dentro y, además, disfrutando de rincones no aptos para el conocimiento público.

Vayamos al grano… a mí, como ciudadano catalán que soy, me resulta extraño escuchar la lengua valenciana hablada (al igual que la escrita). Desde que frecuento aquellos lares, he escuchado infinidad de conversaciones en valenciano y para mí son, cuanto menos, peculiares.

Después de 10 meses de arduas investigaciones, mi conclusión radica en que el valenciano es una mezcla entre el castellano y el catalán. Palabras como entonses, parrús o eixir son sólo una pequeña introducción. En cuanto a la comprensión, puedo entender una conversación en valenciano perfectamente, a excepción de algún mote dado que a mi desconocimiento se une el habla coloquial que puede efectuar cualquier persona.

Una anécdota…

Dos amigos míos (catalanes) circulaban por carreteras valencianas. Contínuamente sobrepasaban señales de tráfico que rezaban Salida / Eixida, a través de las cuales salías a otra carretera o localidad. Pues bien, uno de ellos, hastiado de ver ese cartel durante un periodo de tiempo considerable, clamó: “¿Coño, cuando llega el pueblo este de Eixida?”

 

Foto: Unas letras que identifican de una manera bastante fiel las creencias de la población valenciana.

Anuncios

6 comentarios

  1. jejejejejeje Si hubieras bajado un poco bastante más (allá por la Vega Baja) te hubieras encontrado un acento peculiar jeje.
    Saludos


  2. ¿La Vega Baja? La verdad es que no me he pasado por allí. El pueblo donde yo voy se encuentra en la comarca llamada l’Horta Nord (creo recordar), pero sí es cierto que como en cualquier lugar y dependiendo de la comarca o región, los acentos difieren.
    ¡Saludos, JPNavarro!


  3. Me recuerda a la primera vez que fui a Francia, en muchas señales ponía debajo “RAPPEL” nos costo descifralo


  4. ¡Cierto, saturnino! Es un ejemplo muy similar a lo que le sucedió a mi colega. Anécdotas curiosas que nos ocurren a todos…
    ¡Saludos!


  5. No te confundas ni te pierdas en las anécdotas. Pese a quien pese, catalán, valenciano, mallorquín, alguerés, y otros que me dejo son variantes o dialectos de “lo mismo”. Tu lo has dicho, sigues sin problemas una conversación en valenciano. Sin embargo, un castellano no lo entiende.

    ¿Sabes cuál es el puñetero problema? El nombre que se le da a ese “lo mismo”. Muchos le quieren llamar catalán, los del sur del Ebro no soportan esa idea, los del otro lado del mediterráneo les importa un huevo, y así vamos.

    Por mi le pueden llamar eldetano, seguirá siendo lo mismo, esa lengua que me dieron mis padres al nacer y que me permite comunicarme con más de 10 millones de personas. Os parece poco?


  6. @Johnny,
    Has dado en el clavo, no hay ningún atisbo de duda. Si hay algo que no soportan escuchar los del sur del Ebro (por ejemplo) es que les digan que ‘hablan un catalán mal hablado’. He llegado a ver reacciones violentas tras discusiones de este tipo.
    Sin embargo, no cabe duda que conocer este bonito idioma lo considero una suerte que nos da mucha ventaja sobre el resto de población española.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: